domingo, 14 de diciembre de 2008

Patatas a la importancia


Por fin he hecho esta receta. La receta la he conseguido de mi suegra. Estará contenta de verla aquí, bueno y hoy de comérsela. Espero que me de el visto bueno.


6 patatas
2 cebollas
3 dientes de ajo
10 almendras
unas hebras de azafrán
vino blanco
caldo o agua
harina
huevo
laurel

Una vez cortadas las patatas, las cortaremos de un centímetro de grosor y las salaremos.
Las pasaremos por harina y huevo batido y las freiremos en abundante aceite caliente. Una vez doraditas, las iremos colocando con cuidado en una cazuela de barro.
Si el aceite no se nos ha quemado, sofreiremos la cebolla que la cortaremos en juliana bien fina. Añadiremos los ajos y vigilaremos que nos se nos queme. Una vez lo tengamos, lo volcaremos sobre las patatas que teníamos reservadas.
En un mortero, macaremos las almendras con el azafrán, añadiremos un poco de vino blanco y juntaremos con las patatas. Rectificaremos de sal.
Ponemos un par de hojas de laurel y cubriremos con caldo o agua.
Dejaremos cocer unos 45 minutos a fuego suave, hasta que las patatas las vamos tiernas.
Iremos moviendo con cuidado la cazuela para que no se nos rompan las patatas.
Es un plato típico del centro, y se sirve muy caliente.

A ver que os parece la pinta?