viernes, 5 de abril de 2013

CACAHUETES GARRAPIÑADOS

Tenia en casa rondando un paquete de cacahuetes. Son naturales, sin tostar, y con la piel. A nadie les gustan, así que algo hay que hacer con ellos.
Hacer frutos secos garrapiñados en casa, es sencillo. Les dejaremos la piel. Esta ayuda a que el caramelo quede pegado.
Es muy importante que esta receta la hagáis sin niños. Pensar que el azúcar caliente se engancha a la piel, produciendo una quemadura muy dolorosa.
Os explicare como hacerlos.

Necesitaremos:

250gr de cacahuetes crudos con piel
250gr de azúcar
1 vaso de agua



Ponemos el azúcar y el agua a calentar. Dejaremos que el azúcar se deshaga


 Veis, empieza a burbujear.


Añadimos los cacahuetes  y removemos



 El azúcar empieza a calentarse. Ojo con las salpicaduras.






 No pararemos de remover para que el calor vaya a todos los lados.
Como veis el azúcar se ha endurecido y pegado al cacahuete.
Quedara una cubierta arenosa.





Seguir removiendo hasta que veamos que cogen color. Cuidado que no se os quemen. Yo los he volcado sobre un papel de horno y con cuidado los he ido separando.
Fácil de hacer.

1 comentario:

carmen dijo...

Mira que los he comido pero nunca me planteé hacerlos, seguro que estan deliciosos. me quedo con tu receta para probarla