miércoles, 4 de diciembre de 2013

TARTA RELOJ

Cada vez me lo ponen más difícil. Esta vez le han querido dar una sorpresa a Dolors, que cumple 50 años.
Le gustan los relojes de pared antiguos, y es lo que me ha encargado su hijo.
Esta vez no esta cubierto entera de fondant. La parte central, quitado los adornos, es de ganache de chocolate.
El relleno es una fina capa de dulce de leche y ganache de chocolate.
Espero que guste.
Felicitats Dolors
Gracias Marc por confiar en mí.